Prueba Flash Metz AF 48 O

Gracias a la colaboración de Francesc Montañés, que me ha cedido su unidad, he podido probar este flash de reciente aparición y compartir con vosotros el resultado. Gracias, Francesc.
En primer lugar, sorprende lo compacto, por no decir pequeño, que es este flash. Tiene alojamiento para cuatro pilas, que en mi caso siempre relleno con recargables, con un juego de recambio. El cabezal gira en todas direcciones, cosa que lo diferencia en positivo del modelo 44, y que agradeceremos cuando queramos hacer tomas en formato vertical rebotando la luz en el techo. El giro del cabezal no es de 360º, pero si en un sentido del giro no llega a mirar hacia atrás, girandolo al contrario si lo hace. Incorpora un difusor retráctil para iluminar la escena para un objetivo de 18 mm, y para evitar errores, cuando ponemos el difusor, el aparato automáticamente pasa a posición 18 mm. Así mismo, tal como se ve en la imagen inicial, dispone de un pequeño reflector también retráctil para enviar hacia delante un pequeño porcentaje de la luz cuando ponemos el cabezal para rebotar en el techo. Así mismo, también podemos cambiar a voluntad la "distancia focal" del cabezal de destello, para conseguir efectos creativos en nuestra fotos.
La gran potencia de destello disponible hace que iluminar interiores rebotando la luz en el techo, incluso en espacios grandes, no sea un problema para él:
Utilizando este tipo de iluminación rebotada se consigen imágenes sin sombras, con una luz suave y tamizada que incluso hace dudar de que su origen sea un flash sobre la cámara. En el caso de la foto siguiente, la luz se rebotó en la pared situada tras la cámara, que actuó de reflector para iluminar a Albert de una manera homogénea:
Y un ejemplo mas de como se puede utilizar el flash de manera creativa. Sara se preparaba para salir de carnaval. Estaba frente al espejo del lavabo, y los azulejos blancos actuaron de difusores: Si en interiores el uso de flash nos es casi imprescindible en ciertas situaciones, también en el exterior nos puede servir de ayuda, para eliminar las sombras duras, por ejemplo: o como en la foto siguiente del gato, iluminar objetos a contraluz muy lejanos. Para esta foto utilicé el 50-200 mas el duplicador x1.4, ya que el animal estaba a unos 25 metros. En esta ocasión disparé el flash en modo manual para que lanzara el destello a plena potencia: También en fotografía macro nos puede ser de ayuda el flash. En la siguiente imagen el Zuiko 50-200 se montó con el aro de extensión EX 25, además del Metz:
Aquí vale la pena pararnos unos momentos y comentar que el entendimiento con la cámara, en este caso una E3, es total. En fotografía macro, donde la compensación entre luz natural y de flash es fundamental para que la imagen sea natural, se agradece que podamos tener un fácil control de la potencia de destello regulándolo a través de la cámara, y reaccionando el flash según a lo requerido, tanto en modos de programa, prioridades o manual. Un diez en ese sentido.
En realidad esa nota la podríamos hacer extensiva a la totalidad de funcionamiento del aparato. Ha sido un compañero fiel y agradable, además de potente, en estos dias de uso. Por unos 200 € creo que es una opción muy recomendable. Quizá una funda para su transporte se hubiera agradecido, o un mecanismo de giro algo menos tosco, pero considero que son detalles menores que no desmerecen la nota tan alta que para mí ha obtenido el flash Metz 48 AF O.
Un placer.

4 comentarios:

Félix dijo...

Una de las cosas que tengo pensadas adquirir, me ha gustado tu documentación, ahora lo comentaremos en URO para comparar con los de Olympus.
Saludos.

Delfi_r dijo...

Una pequeña pregunta:

¿Se trata de una unidad compatible con 4:3? en ese caso podría usarse sobre las Panasonic/Leica

Martin Gallego dijo...

Perdona delfi_r, si, se puede usar sobre cualquier 4/3

Delfi_r dijo...

Muchas gracias, es una buena noticia para los usuarios de otras DSLR, como yo por ejemplo....